¿Cómo saber si eres pronador o supinador? Encuentra tu tipo de pisada

Si eres un corredor o simplemente te gusta caminar, es importante conocer tu tipo de pisada para elegir el calzado adecuado. La forma en que pisas puede afectar tu rendimiento y, en algunos casos, incluso causar lesiones. Dos de los tipos de pisada más comunes son la pronación y la supinación. En este artículo, te enseñaremos cómo saber si eres pronador o supinador y cómo identificar tu tipo de pisada.

Examina tus zapatos

Una forma sencilla de determinar si eres pronador o supinador es examinar la suela de tus zapatos, especialmente si son zapatillas de correr. La forma en que se desgasta la suela puede darte una idea de tu tipo de pisada.

Observa la zona más gastada

Lo primero que debes hacer es observar la zona más gastada de la suela de tus zapatos. Si la parte más desgastada se encuentra en la parte interior de la suela, es probable que seas pronador. Esto significa que tu pie tiende a inclinarse hacia adentro al caminar o correr.

Identifica si es la parte interior

Si notas que la parte interior de la suela está más desgastada, es probable que seas pronador. Esto se debe a que al caminar o correr, tu pie tiende a inclinarse hacia adentro, lo que provoca un desgaste mayor en esa zona.

Identifica si es la parte exterior

Por otro lado, si la parte más desgastada de la suela se encuentra en la parte exterior, es probable que seas supinador. Esto significa que tu pie tiende a inclinarse hacia afuera al caminar o correr.

Identifica si es el área central

Si la zona más gastada de la suela se encuentra en el área central, es probable que tengas una pisada neutra. Esto significa que tu pie no tiende a inclinarse hacia adentro ni hacia afuera, lo que indica una distribución uniforme del peso al caminar o correr.

Es importante tener en cuenta que la forma en que se desgastan los zapatos no es una ciencia exacta y puede variar de una persona a otra. Si tienes dudas sobre tu tipo de pisada, lo mejor es consultar a un especialista en calzado deportivo o a un podólogo.

Una vez que hayas identificado tu tipo de pisada, podrás elegir el calzado adecuado para tus necesidades. Los pronadores suelen necesitar zapatillas con mayor soporte en el arco y una mayor estabilidad para corregir la inclinación hacia adentro del pie. Los supinadores, por otro lado, necesitan zapatillas con una mayor amortiguación y flexibilidad para compensar la inclinación hacia afuera del pie. Aquellos con una pisada neutra pueden optar por zapatillas con una amortiguación equilibrada y un soporte moderado.

Saber si eres pronador o supinador es importante para elegir el calzado adecuado y prevenir lesiones. Examinar la suela de tus zapatos y observar la zona más gastada puede darte una idea de tu tipo de pisada. Recuerda que si tienes dudas, siempre es recomendable consultar a un especialista. ¡Ahora estás listo para encontrar el calzado perfecto para ti!