Pasteles de boniato receta de la abuela: tradicional y delicioso

Si hay algo que me transporta a mi infancia y me llena de nostalgia, son los pasteles de boniato que hacía mi abuela. Estos deliciosos dulces tradicionales son una verdadera delicia y hoy quiero compartir contigo la receta que ha pasado de generación en generación en mi familia. Prepárate para disfrutar de unos pasteles de boniato caseros, llenos de sabor y con un toque de nostalgia.

Preparación del puré de boniato

El primer paso para hacer los pasteles de boniato es preparar el puré de boniato, que será el delicioso relleno de estos dulces. Sigue estos pasos para obtener un puré suave y delicioso:

Pelar y trocear el boniato en piezas del mismo tamaño

Comienza pelando los boniatos y luego córtalos en trozos del mismo tamaño. Esto ayudará a que se cocinen de manera uniforme.

Hervir el boniato en un cacito con abundante agua hasta que esté tierno

Coloca los trozos de boniato en un cacito con abundante agua y llévalo a ebullición. Cocina el boniato hasta que esté tierno y puedas pincharlo fácilmente con un tenedor.

Escurrir el boniato, agregar azúcar, machacar con un tenedor y mezclar

Una vez que el boniato esté cocido, escúrrelo y colócalo en un recipiente. Agrega azúcar al gusto y machaca el boniato con un tenedor hasta obtener un puré suave. Mezcla bien para que el azúcar se integre por completo.

Dejar enfriar antes de usar para el relleno

Es importante dejar que el puré de boniato se enfríe por completo antes de utilizarlo como relleno de los pasteles. De esta manera, será más fácil de manejar y evitarás que la masa se ablande demasiado.

Elaboración de la masa para los pasteles

Una vez que tengas el puré de boniato listo, es hora de preparar la masa para los pasteles. Sigue estos pasos para obtener una masa suave y elástica:

Preparación de la mezcla líquida

En un recipiente hondo, vierte aceite, anís, vino blanco dulce y azúcar. Bate con varillas metálicas hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Esta mezcla líquida le dará un sabor especial a la masa de los pasteles.

Mezcla con la harina y amasado

Añade la harina a la mezcla líquida y mezcla con una cuchara hasta que se forme una masa pegajosa. Luego, comienza a amasar la masa sobre una superficie enharinada. Amasa durante unos minutos hasta que la masa esté suave y elástica.

Estirado y corte de la masa

Divide la masa en porciones más pequeñas y estira cada porción con un rodillo entre dos láminas de papel sulfurizado. La masa debe quedar fina, pero lo suficientemente resistente para poder manipularla sin que se rompa.

Una vez estirada la masa, utiliza un cortapastas de 10 cm de diámetro para cortar círculos. Estos círculos serán la base de nuestros pasteles.

Relleno y formado de los pasteles

Coloca una cucharadita del puré de boniato en el centro de cada círculo de masa. Luego, dobla dos lados opuestos hacia arriba, juntándolos y sellando presionando con los dedos al tiempo que le das forma de zigzag. De esta manera, obtendrás la clásica forma de los pasteles de boniato.

Horneado y presentación

Una vez que hayas formado todos los pasteles, es hora de hornearlos para que adquieran ese delicioso color dorado y se cocinen por completo. Sigue estos pasos:

Pincelado con huevo y espolvoreado con azúcar

Bate un huevo y pincela cada pastel con el huevo batido. Esto le dará un brillo dorado a la masa durante el horneado. Luego, espolvorea azúcar sobre cada pastel para darle un toque de dulzura extra.

Cocción en horno precalentado

Coloca los pasteles en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y lleva al horno precalentado a 180 ºC. Hornea durante aproximadamente 15 minutos o hasta que los pasteles comiencen a adquirir un tono dorado y la masa esté cocida.

Enfriado y listo para servir

Una vez que los pasteles estén listos, retíralos del horno y déjalos enfriar antes de servir. Esto permitirá que la masa se asiente y los sabores se mezclen aún más. Sirve los pasteles de boniato como postre o merienda y disfruta de su sabor tradicional y delicioso.

¡No hay nada como los pasteles de boniato hechos con la receta de la abuela! Sigue estos pasos y disfruta de estos dulces caseros que te transportarán a tu infancia y te harán recordar momentos especiales. ¡Buen provecho!