Entrenamiento de intervalos: Descubre sus beneficios

El entrenamiento de intervalos es una forma de ejercicio que consiste en alternar períodos de alta intensidad con períodos de baja intensidad o descanso. Este tipo de entrenamiento ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus numerosos beneficios para la salud y el rendimiento atlético. En este artículo, exploraremos algunos de los principales beneficios del entrenamiento de intervalos y cómo puede ayudarte a mejorar tu capacidad cardiovascular y tu rendimiento atlético.

Mejora de la capacidad cardiovascular

Uno de los principales beneficios del entrenamiento de intervalos es su capacidad para mejorar la capacidad cardiovascular. Esto se debe a varios factores:

Mejora la absorción máxima de oxígeno (VO2-max)

El entrenamiento de intervalos ayuda a mejorar la capacidad del cuerpo para absorber y utilizar el oxígeno durante el ejercicio. Esto se refleja en un aumento de la capacidad aeróbica y en una mejora de la resistencia. Al alternar entre períodos de alta intensidad y períodos de descanso, el cuerpo se ve obligado a trabajar a su máxima capacidad, lo que a su vez aumenta la capacidad de absorción de oxígeno.

Mayor volumen de carrera en torno al ritmo de competición

Otro beneficio del entrenamiento de intervalos es que ayuda a aumentar el volumen de carrera en torno al ritmo de competición. Esto significa que podrás mantener un ritmo más rápido durante más tiempo sin fatigarte. Al realizar intervalos de alta intensidad, tu cuerpo se acostumbra a trabajar a un ritmo más rápido y eficiente, lo que te permite mantener ese ritmo durante períodos más largos.

Mayor tolerancia a sustancias de fatiga

El entrenamiento de intervalos también ayuda a mejorar la tolerancia a sustancias de fatiga, como el ácido láctico. Durante los intervalos de alta intensidad, el cuerpo produce ácido láctico como subproducto del metabolismo anaeróbico. Al realizar intervalos de forma regular, el cuerpo se adapta y aprende a tolerar y eliminar el ácido láctico de manera más eficiente, lo que te permite mantener un ritmo más rápido durante más tiempo sin fatigarte.

Mejora del rendimiento atlético

Además de mejorar la capacidad cardiovascular, el entrenamiento de intervalos también tiene beneficios para el rendimiento atlético en general. Algunos de estos beneficios incluyen:

Mejora la economía de carrera y la velocidad de las piernas

El entrenamiento de intervalos ayuda a mejorar la economía de carrera, es decir, la eficiencia con la que tu cuerpo utiliza el oxígeno y la energía durante la carrera. Al realizar intervalos de alta intensidad, tu cuerpo se acostumbra a trabajar de manera más eficiente, lo que se traduce en una mejora de la economía de carrera. Además, el entrenamiento de intervalos también ayuda a mejorar la velocidad de las piernas, lo que te permite correr más rápido y con mayor facilidad.

El entrenamiento de intervalos es una forma efectiva de mejorar la capacidad cardiovascular y el rendimiento atlético. Al realizar intervalos de alta intensidad, tu cuerpo se ve obligado a trabajar a su máxima capacidad, lo que a su vez mejora la absorción máxima de oxígeno, aumenta el volumen de carrera en torno al ritmo de competición, mejora la tolerancia a sustancias de fatiga, mejora la economía de carrera y la velocidad de las piernas. Si estás buscando una forma eficiente de mejorar tu condición física y tu rendimiento atlético, el entrenamiento de intervalos es una excelente opción.

Deja un comentario