Control de tamaños de las porciones: estrategias efectivas

Controlar el tamaño de las porciones de comida es una estrategia efectiva para mantener una alimentación saludable y controlar el peso. En nuestra sociedad actual, donde las porciones de comida son cada vez más grandes, es importante aprender a controlar la cantidad de alimentos que consumimos. Afortunadamente, existen varias estrategias que podemos implementar para lograrlo. En este artículo, te compartiré algunas estrategias efectivas para controlar el tamaño de las porciones de comida.

Estrategias para controlar el tamaño de las porciones de comida

Utilizar platos de menor tamaño

Una estrategia simple pero efectiva es utilizar platos de menor tamaño. Al utilizar platos más pequeños, las porciones de comida parecerán más grandes, lo que puede ayudarnos a sentirnos satisfechos con menos cantidad de alimentos. Además, al utilizar platos más pequeños, evitamos la tentación de llenarlos en exceso.

Separar las sobras en porciones reducidas

Siempre que cocinamos, es común que sobre comida. En lugar de guardar las sobras en un solo recipiente, una estrategia efectiva es separarlas en porciones reducidas antes de guardarlas en la nevera o congelador. De esta manera, evitamos la tentación de comer más de lo necesario cuando queremos disfrutar de las sobras. Además, al tener las porciones ya separadas, es más fácil controlar la cantidad de comida que consumimos.

Servir la comida en platos o bols y establecer como norma comer en la cocina

Otra estrategia efectiva es servir la comida en platos o bols y establecer como norma comer en la cocina. Al servir la comida en un plato o bol, podemos visualizar mejor la cantidad de alimentos que estamos consumiendo. Además, al establecer como norma comer en la cocina, evitamos la tentación de comer más de lo necesario mientras estamos en otras áreas de la casa, como el sofá o la cama.

Evitar comer delante del televisor o de otras pantallas

Comer delante del televisor o de otras pantallas puede llevarnos a comer más de lo necesario. Cuando estamos distraídos viendo una película o una serie, es más difícil prestar atención a las señales de saciedad que nuestro cuerpo nos envía. Por lo tanto, una estrategia efectiva es evitar comer delante del televisor o de otras pantallas y enfocarnos en disfrutar de la comida sin distracciones.

Estrategias para establecer hábitos alimenticios saludables

Establecer horarios para comidas y refrigerios saludables

Establecer horarios para las comidas y los refrigerios saludables es una estrategia efectiva para controlar el tamaño de las porciones y evitar comer en exceso. Al tener horarios establecidos, nuestro cuerpo se acostumbra a recibir alimentos en momentos específicos del día, lo que nos ayuda a evitar comer por ansiedad o aburrimiento. Además, al tener horarios establecidos, podemos planificar mejor nuestras comidas y asegurarnos de incluir alimentos saludables en cada una de ellas.

Añadir más ensaladas y frutas al principio de la comida

Una estrategia efectiva para controlar el tamaño de las porciones y aumentar la ingesta de alimentos saludables es añadir más ensaladas y frutas al principio de la comida. Las ensaladas y las frutas son alimentos bajos en calorías pero ricos en nutrientes, lo que nos ayuda a sentirnos satisfechos sin consumir grandes cantidades de alimentos. Al incluir estos alimentos al principio de la comida, estamos asegurando que los consumimos antes de llenarnos con otros alimentos más calóricos.

Comer lentamente y dar a todos la oportunidad de sentirse satisfechos

Comer lentamente y dar a todos la oportunidad de sentirse satisfechos antes de servir más comida es una estrategia efectiva para controlar el tamaño de las porciones. Cuando comemos rápido, es más difícil reconocer las señales de saciedad que nuestro cuerpo nos envía. Por lo tanto, es importante tomarnos el tiempo necesario para disfrutar de cada bocado y darle a nuestro cuerpo la oportunidad de sentirse satisfecho antes de servir más comida.

No insistir en que los niños terminen toda la comida en sus platos

En el caso de los niños, es importante no insistir en que terminen toda la comida en sus platos. Los niños tienen una capacidad de autorregulación de la ingesta de alimentos y es importante respetarla. Insistir en que los niños terminen toda la comida en sus platos puede llevarlos a comer más de lo necesario y a desarrollar una relación poco saludable con la comida. En su lugar, es mejor animar a los niños a escuchar a su cuerpo y a comer hasta sentirse satisfechos.

Estrategias para controlar las porciones fuera de casa

Compartir comidas en restaurantes

Cuando comemos fuera de casa, es común que las porciones de comida sean más grandes de lo necesario. Una estrategia efectiva para controlar las porciones en restaurantes es compartir las comidas con alguien más. Al compartir una comida, podemos disfrutar de una variedad de sabores sin consumir una cantidad excesiva de alimentos. Además, al compartir una comida, también estamos compartiendo los costos, lo que puede ser beneficioso para nuestro bolsillo.

Involucrar a los niños en el control de las porciones

Si tenemos hijos, es importante involucrarlos en el control de las porciones cuando comemos fuera de casa. Podemos enseñarles a utilizar comparaciones visuales, como el tamaño de su puño o la palma de su mano, para estimar el tamaño adecuado de las porciones. También podemos enseñarles a escuchar a su cuerpo y a comer hasta sentirse satisfechos. Al involucrar a los niños en el control de las porciones, les estamos enseñando hábitos saludables que los acompañarán a lo largo de su vida.

Controlar el tamaño de las porciones de comida es una estrategia efectiva para mantener una alimentación saludable y controlar el peso. Utilizar platos de menor tamaño, separar las sobras en porciones reducidas, servir la comida en platos o bols y establecer como norma comer en la cocina, evitar comer delante del televisor o de otras pantallas, establecer horarios para comidas y refrigerios saludables, añadir más ensaladas y frutas al principio de la comida, comer lentamente y dar a todos la oportunidad de sentirse satisfechos, no insistir en que los niños terminen toda la comida en sus platos, compartir comidas en restaurantes e involucrar a los niños en el control de las porciones son algunas estrategias efectivas que podemos implementar. Recuerda que cada persona es diferente, por lo que es importante encontrar las estrategias que funcionen mejor para ti. ¡Empieza a implementar estas estrategias y disfruta de una alimentación saludable y equilibrada!

Deja un comentario